Sylvester Stallone esta empecinado en ser el Gerardo Sofovich del cine americano. Vuelve siempre hacer cosas que se desprenden de sus más grandes éxitos de los 80. Si bien no fue un gran éxito y para muchos ha pasado desapercibida la película de Creed, con el Hijo del mítico Apolo, como boxeador y Rocky como el entrenador. Ahora parece que vuelve a la carga con cosas que hasta nos pueden parecer “Insólitas”.

 

 

Esta semana  se conoció gracias a Sly y a su amigo  Dolph Lundgren, que dejaron trascender que podría haber una secuela de Creed, donde este tendría revancha con el ruso Ivan Drago, quien en Rocky 4 le quitó la vida a su padre.

 

Todos sin dudas nos preguntamos, después de más de 20 años,   un boxeador con más de 50 años, puede contra otro en pleno ejercicio?? Sin dudas esto solo pasa en el mundo de la fantasía y si el mismo recauda, mucho mejor.