En la nueva película de Santiago Mitre, Ricardo Darín interpreta al presidente de la Argentina que durante una cumbre internacional de mandatarios se descubrirá atrapado entre la política y su vida personal

 

 


La historia, escrita por el propio Mitre y Mariano Llinás, se desarrolla durante una cumbre de presidentes latinoamericanos en Chile, donde se definen las estrategias y alianzas geopolíticas de la región.
Hernán Blanco, el presidente argentino, vive un drama político y familiar que le hará enfrentarse a sus propios demonios, y deberá tomar dos decisiones que podrían cambiar el curso de su vida en el orden público y privado: por un lado, una complicada situación emocional con su hija; por otro, la decisión política más importante de su carrera.