Qué es lo que pasa por las cabezas de los ejecutivos, de los autores y de los guionistas de The Walking Dead que la serie de ser original, de haber sido una de las grandes estrellas del prime time, ahora se cae a pedazos.

 

Ya hace 3 temporadas que la serie se vuelve cada vez más lenta, con diálogos extensos que no conducen a nada, los zombies ya son solo meramente escenografía del mundo apocalíptico. Los comentarios se repiten, la serie cuenta con interesantes primeros y últimos capítulos de temporada, pero en el medio no pasa nada. Pero resulta que esta octava temporada es peor aún, ni siquiera el primer capítulo convenció. La primera parte de la 8va temporada está a punto de terminar, y el que no la vio aún no se perdió de nada, Negan el “gran y temible enemigo que esperaban ver los fanáticos que ya lo conocen por el comics”. se sienten completamente decepcionados

 

¿Los guionistas de la serie se estarán dando cuenta que están destrozando la serie? ¿le contaron que tienen muchas historias para poder contar?. Al menos hubieran aprovechado para contar cómo era la vida de Negan antes de ser quien es. Alguien les dijo que la aparición de Rick avejentado en el primer episodio, por el tratamiento que le han dado, ha quedado completamente descolgado en la historia.

 

Algunos rumores indican que la serie se está estirando para que puedan engancharse cronológicamente con su spin off The Fear, pero vale la pena caer en desgracia una serie que aún tiene muchos recursos por explotar, por el simple hecho de unir a los personajes de ambas.

 

La serie sigue sumando personajes, lugares, comunidades y roles, pero las historias y los personajes débiles de construcción no están ayudando con el relato audiovisual. Por favor que alguien les avise que el último capítulo emitido, es el peor de los 8 años en audiencia. Han perdido cientos de miles de fanáticos, que es peor que perder televidentes. Y si la mano no cambia la serie va a tender a ser cancelada antes que sepamos cual es el verdadero final que pretenderá darle Robert Kirkman a su máxima creación.