El público joven cada vez pasa más de ver las series en los canales de televisión. Ellos prefieren ver contenidos cuando quieren y de la forma que les parezca más práctica. Así que Facebook, consciente que hay un mercado, ya se está preparando para arrasar este verano en la industria de los contenidos, centrándose sobre todo entre el público de 17 a 30 años.


Estas informaciones provienen del Wall Street Journal, que este domingo avanzaba los planes de Mark Zuckerberg, que piensa emitir una serie dramática sobre relaciones sentimentales llamada
Strangers y el concurso Last State Standing a finales de verano, además que se rumorea que podría rescatar la serie Loosely Exactly Nicole del canal MTV como ya informamos.

No parece que en Facebook quieran ser productores de contenidos low-cost como, por ejemplo, Youtube con sus primeras series. Están desarrollando series cuyos episodios puedan tener un presupuesto de como máximo tres millones de dólares, un precio habitual en las series en abierto de Estados Unidos. En Hollywood ya están alerta para colocar proyectos.

Facebook, además, no quiere seguir el modelo de Netflix o Amazon, que suelen proporcionar las temporadas enteras de sus ficciones propias y no facilitan la audiencia de estas porque no dependen del negocio de la publicidad. Su plan inicial es facilitar los datos de consumo en Hollywood y emitir las series semana a semana y no las temporadas de golpe.

No soltar las temporadas enteras en un mismo día es una forma de no quemar las producciones en una semana y así poder alargar su presencia en las redes sociales, algo fundamental para un servicio nuevo como este, que promete revolucionar un poquito más el mercado de los contenidos.

Hay que tener en cuenta que Apple también está produciendo sus propios contenidos. La semana pasada estrenaron el programa
Planet of the Apps y tienen previsto adaptar el Carpool Karaoke de James Corden, todo un fenómeno viral donde las estrellas de la música cantan sus propias canciones mientras circulan con el coche por Los Angeles.

Así es como a la iniciativa y al formato de Netflix con producciones propias, se sumó Amazon y hace un par de años Play Station con la serie
Powers basada en un comics. Ahora el turno es para Facebook, veremos cómo le va, pero sin dudas hay una revolución en cuanto al contenido, creando interesantes interrogantes ¿qué pasará con la televisión convencional?